Prueba SNAP T4

Detección del hipotiroidismo y del hipertiroidismo

No espere a los signos de las fases tardías de las enfermedades tiroideas.

Realice análisis en su clínica para el hipotiroidismo canino y equino y para el hipertiroidismo felino con la Prueba SNAP T4.
Obtenga resultados en solo 15 minutos utilizando plasma.

Es completamente cuantitativa: supervise el curso de la enfermedad tiroidea, analice las respuestas terapéuticas de sus pacientes y valore mejor el avance de la enfermedad.

Consulte a nueva prueba SNAP Total T4 para el analizador SNAPshot Dx.
 

Información de contacto

Beneficios


Prueba SNAP Total T4: Resultados precisos en la clínica en 15 minutos
Por la mañana, extraiga un dispositivo SNAP Total T4 y reemplácelo cuando lo use. 0 minutos
Utilice plasma de la misma muestra que extrajo para el análisis químico. 2 minutos
Incube la muestra y prepare la prueba SNAP Total T4. 6 minutos
Realice la prueba SNAP Total T4 (tiempo de realización medio). 7 minutos
TIEMPO TOTAL PARA LA REALIZACIÓN DE LA PRUEBA SNAP T4 15 MINUTOS
 
La prueba SNAP Total T4 le permite:
  • Realizar análisis para el hipotiroidismo y el hipertiroidismo y empezar el tratamiento o la prueba de seguimiento en la misma visita.
  • Realizar pruebas confirmatorias inmediatamente: el 66-75 % de los perros con hipotiroidismo tiene el colesterol alto y más del 90 % de los gatos con hipertiroidismo presenta aumentos en ALT o ALKP.1
  • Realizar pruebas preanestésicas: los gatos con hipertiroidismo pueden padecer una enfermedad cardíaca secundaria e hipertensión que podría indicar cambios en el protocolo preanestésico.
  • Supervisar la medicación: use la prueba como parte de su protocolo para ayudar a comprobar la efectividad del tratamiento y modificar la medicación si fuera necesario.

La prueba SNAP T4 utiliza la constatada tecnología SNAP ELISA para garantizar la precisión que necesita para realizar diagnósticos fiables.

 

Precisión

Una opción de prueba en la clínica fiable y precisa para obtener resultados inmediatos de T4

La medida de las concentraciones de tiroxina total (T4) es una herramienta de detección ampliamente aceptada para el análisis de la función tiroidea en la medicina veterinaria. La prueba SNAP T4 le permite medir en la clínica las concentraciones de T4, ofreciendo la practicidad de tener los resultados a tiempo y la habilidad de modificar las medicaciones o las opciones de diagnóstico durante la cita del paciente.

La correlación de IDEXX SNAP T4 con el radioinmunoanálisis2

Cada lote de SNAP T4 está probado con suero canino y felino de animales sanos y de animales con enfermedades tiroideas. El proceso de calibración interna de IDEXX garantiza que cada lote de T4 mantenga un alto nivel de rendimiento y proporcione resultados precisos en muestras de pacientes en todas las áreas de la gama.

Los datos presentados muestran una concordancia clínica magnífica entre las concentraciones de T4 en suero medidas por la prueba SNAP T4 y el radioinmunoanálisis (RIA). El coeficiente de correlación (r) es una medida de cómo una ecuación lineal representa la relación entre dos variables. Un valor r de 0,92 indica una concordancia global excelente entre las concentraciones de T4 medidas por la prueba SNAP y las concentraciones de T4 medidas por el RIA.

 

Procedimiento/recursos

Procedimiento

1. Introduzca en una pipeta la muestra (suero o plasma) y añada el conjugado.

2. Invierta suavemente el tubo 3 o 4 veces para mezclar la muestra y el conjugado.

3. Incube la muestra durante 5 minutos.

4. Vierta la muestra en el dispositivo SNAP®.

5. En cuanto aparezca el color en el círculo de activación, presione firmemente para activar. Escuchará un «clic» característico.

6. Introduzca el dispositivo SNAP en el analizador.

Consulte el prospecto del envase para obtener instrucciones detalladas.

La prueba SNAP T4/Total T4 mide la tiroxina total, denominada habitualmente «T4 total» o «T4.».

El hipertiroidismo es un síndrome provocado por una producción excesiva de hormonas tiroideas que desemboca en un metabolismo basal aumentado. El hipertiroidismo es la endocrinopatía más frecuente en gatos, pero es muy rara en perros. Los signos clínicos habituales incluyen pérdida de peso, polifagia, incremento de la actividad/agitación/nerviosismo, caída de pelo/pelaje despeinado, poliuria/polidipsia, vómitos/diarrea/heces voluminosas. La policitemia, el aumento de enzimas hepáticas (ALT/ALKP) y la hipopotasemia son hallazgos de laboratorio frecuentes.

El hipertiroidismo aparece en gatos de edad media y avanzada, con una edad media de 11-13 años. Es raro en gatos más jóvenes, pero cualquier gato mayor de 4 años con signos compatibles clínicos debería ser estudiado. Todos los gatos por encima de los 7 años de edad deberían realizarse análisis rutinarios de hipertiroidismo.

Hay tres opciones de tratamiento principales para tratar a los gatos con hipertiroidismo:

  • Tratamiento médico
  • Extirpación quirúrgica de la glándula tiroides (tiroidectomía: poco común en Norteamérica)
  • Tratamiento con yodo radioactivo

Sí, la prueba SNAP T4/Total T4 es completamente cuantitativa y le permite supervisar la respuesta al tratamiento. Gracias a la capacidad de supervisar los niveles de T4 en la clínica, puede hacer modificaciones inmediatas en la medicación para el tiroides y explicar el curso de la enfermedad y su tratamiento mientras el cliente y el paciente están presentes.

El hipotiroidismo es un síndrome provocado por una producción y una secreción inadecuadas de la hormona tiroidea por parte de la glándula tiroides. El hipotiroidismo es la endocrinopatía más frecuente en perros, pero es muy rara en gatos. Los signos clínicos frecuentes incluyen apatía, inactividad, aumento de peso, intolerancia al frío, pérdida o caída excesiva del pelo, no crecimiento del pelo tras cortarlo, pelaje seco o sin brillo, formación excesiva de sarro, hiperpigmentación, infecciones cutáneas recurrentes. Los hallazgos de laboratorio habituales incluyen anemia leve no regenerativa e hipercolesterolemia.

El inicio de los signos clínicos puede darse a edades variadas, pero normalmente aparece en perros de mediana edad (4-10 años). Algunos perros con riesgo alto o de raza grande o gigante pueden desarrollar signos a una edad más temprana (2-3 años). Todos los perros con signos clínicos compatibles deberían realizarse análisis rutinarios de hipotiroidismo.

El tratamiento del hipotiroidismo implica la terapia con suplementos para el tiroides. El objetivo es tratar al perro con la dosis más baja posible que alivie los signos clínicos y mantenga la concentración de hormonas tiroideas en el extremo superior o ligeramente por encima del intervalo de referencia en los niveles máximos (aproximadamente 4-6 horas tras tomar la píldora).

Sí, la prueba SNAP T4/Total T4 es completamente cuantitativa y le permite supervisar la respuesta al tratamiento. Gracias a la capacidad de supervisar los niveles de T4 en la clínica, puede hacer modificaciones inmediatas en la medicación para el tiroides y explicar el curso de la enfermedad y su tratamiento mientras el cliente y el paciente están presentes.

Soporte

+55 11 3095 5654

  1. Feldman EC, Nelson RW. Canine and Feline Endocrinology and Reproduction. 3.ª ed. Filadelfia, PA: WB Saunders; 2004.
  2. Datos en archivo de IDEXX Laboratories Inc., Westbrook, Maine, EE. UU.