Certificado de Anticuerpos Frente a la Rabia

 

Para viajar por Europa y por el resto del mundo, es necesario que perros, gatos y hurones, además de estar identificados de forma inequívoca y contar con un pasaporte de la UE para animales de compañía, estén también, en algunos casos, vacunados contra la rabia y quedispongan del correspondiente certificado del título de anticuerpos.

Este certificado debe ser expedido por un laboratorio autorizado por la Comisión Europea. Desde 2006 IDEXX Vet•Med•Labor (Laboratorio central europeo de IDEXX Laboratories) dispone de esta autorización para detectar anticuerpos contra el virus de la rabia mediante la prueba de Neutralización de virus por anticuerpos fluorescentes (FAVN).

Para solicitar este análisis necesitará un formulario de solicitud de acuerdo con las directrices de la UE, que puede pedir a IDEXX Laboratorio de Referencia o descargarlo directamente desde aquí:

Solicitud de certificado de anticuerpos contra la rabia  (34 KB)

Para solicitar el certificado de anticuerpos contra la rabia a IDEXX Laboratorio de Referencia, debe cumplir estrictamente lo siguiente:

  • Utilizar el formulario específico para la solicitud del certificado de anticuerpos contra la rabia.
  • Cumplimentar el formulario correcta y completamente.
  • Material necesario: suero (aprox. 1 ml) de buena calidad (no usar muestras de suero con inhibidores o estimulantes de la coagulación, porque falsean el resultado del análisis o impiden cualquier valoración del resultado; lo mismo sucede con muestras de suero hemolíticas y/o lipémicas).
  • Duración del análisis: de 11-13 días.
  • El resultado del análisis se manda por mensajería y únicamente al veterinario/a que lo solicitó.
Rabia

Rabia: Repaso

 

Patogénesis

El agente etiológico de la rabia es el virus de la rabia, el prototipo del género Lisavirus, perteneciente a la familia Rhabdoviridae. Además del virus de la rabia se conocen otros seis genotipos: virus de murciélago de Lagos, virus de Mokola, virus de Duvenhage, dos Lisavirus europeos de murciélago y el Lisavirus australiano de murciélago (también llamado virus Ballina). Normalmente la rabia se transmite por mordedura. El virus se desplaza por el tejido traumatizado hasta el tejido nervioso y a través de él hasta su órgano de destino, el cerebro.

 

Período de incubación

El período de incubación depende de la edad del individuo mordido, de la inervación del tejido afectado, de la distancia entre el punto de mordedura y el cerebro, del genotipo vírico implicado, de la cantidad de virus y de otros factores como, p. ej., las vacunaciones previas o posteriores a la exposición. En el perro se han descrito períodos de incubación de 3 a 24 semanas (con un promedio de 3 a 8 semanas) y en el gato de 2 a 24 semanas (con un promedio de 4 a 6).

 

Sintomatología

La infección de la rabia se desarrolla en tres fases: pródromo, excitación y parálisis. Lo más característico de la fase de pródromo son el comportamiento alterado, las dificultades para la deglución, salivación e hidrofobia. Durante la fase de excitación los animales están nerviosos, excitados y agresivos, muchos tienen tendencia a morder. Esta tendencia conlleva que esta fase implique un gran riesgo de infección (incluso para las personas). Poco antes de morir el animal sufre una fase de parálisis que afecta sobre todo a la musculatura de la cara, el tronco y de las extremidades. La intensidad de cada una de estas tres fases varía de un individuo a otro, e incluso puede que alguna no se manifieste.

Se distinguen dos formas de rabia, la rabia muda y la rabia furiosa. La rabia muda se caracteriza por el predominio de la parálisis, en la mayoría de casos no aparece la fase de excitación. La rabia furiosa empieza con una alteración de comportamiento y sigue con nerviosismo y excitación. Los animales están muy excitados, intentan huir y presentan una mayor tendencia a morder. Cogen objetos y, a continuación, se los tragan. Su agresividad puede aumentar tanto que ataquen a personas y animales, y muestren repentinos arrebatos de furia intensa. Después aparece también una parálisis de la glotis que se manifiesta con ladridos roncos, salivación y mandíbula inferior colgante. La parálisis progresa afectando al tercio posterior y a la musculatura del tronco, hasta que el animal ya no se puede levantar. Finalmente, el animal entra en coma hasta morir por parada respiratoria.

 

Diagnóstico

Una infección aguda de rabia solamente se puede confirmar post mortem, mediante un análisis de inmunofluorescencia directa con tejido cerebral. En el suero se puede comprobar la presencia de anticuerpos tras una vacuna, con la prueba de “Neutralización de virus por anticuerpos fluorescentes (FAVN)”. Según el consenso internacional, un título de 0,5 UI/ml se considera suficiente.

 

Terapia

Está prohibido intentar tratar a los animales. La rabia es una enfermedad animal de declaración obligatoria, la simple sospecha de una infección obliga a comunicarla a los servicios veterinarios oficiales.

 

Profilaxis

Con una vacuna se puede proteger a un animal contra la infección con el virus de la rabia. Tras una vacunación inicial se debe revacunar periódicamente. Para ello, se deben seguir los intervalos recomendados por el fabricante de la vacuna, aunque dependiendo del hábito de viajar del propietario y/o del riesgo para el propio animal (si vive en una región con riesgo de rabia, si vive en el hogar o se trata de un perro de jauría de caza, etc.) usted, como veterinario, puede recomendar intervalos más cortos.